La Dieta Japonesa y la Salud

Por el interés suscitado por mi artículo de hace un par de semanas, sobre un periódico peruano que hablaba de un régimen basado en la dieta japonesa, hoy quería profundizar un poco más en cómo es esa dieta y cómo puede ayudarnos a sentirnos mejor y más saludables. Porque no es ningún secreto que los japoneses, en general, están más saludables que los occidentales, hay menos obesos en Japón y viven hasta una edad más avanzada.

El primer secreto está en los alimentos básicos de su dieta: el arroz y el pescado. El pescado, por ejemplo, contiene muchas proteínas y ácidos grasos de los buenos. Y el arroz aporta mucha fibra e hidratos de carbono en una forma que son fáciles de asimilar y usar para producir energía al instante.

También se consume mucha soja, en muy distintas formas – como promedio, cada japonés ingiere 200 g de soja cada día. Una de las formas más comunes – y deliciosas – de consumir soja es a través de la sopa miso, un alimento ligero y fácil de digerir. Sí hay que avisar en este punto que no se debe evitar abusar de la salsa de soja, que contiene mucho sodio. Como con la mayoría de los alimentos, un poco está bien, pero, lo dicho – no hay que abusar.

Y hablando de alimentos a evitar, hay que decir que la dieta japonesa evita un uso masivo del azúcar – en Japón se consume un promedio de 20 kilos al año por persona de azúcar, comparado con los 70 kilos que solemos consumir en Occidente.  También consumen pocos alimentos fritos y no tienen costumbre de comer productos lácteos.

Otra clave para comer menos y de forma que nos llenemos antes es tomar en cada comida una selección de distintos platos, cada uno en pequeñas porciones, y comer con palillos. Esto lleva al cuerpo a sentirse saciado antes y así a comer menos cantidad – así que ahora tienes una razón más para practicar más con los palillos!

Y hablando de la selección de distintos platos, hay que decir que otra clave de la dieta japonesa es la variedad. La comida japonesa no es sólo sushi – aunque es verdad que el mismo sushi nos ofrece una enorme variedad de gustos y combinaciones. Prueba otros muchos platos, tanto fríos como calientes, de la cocina japonesa.

Y para terminar, quiero sugerir que empieces cada día con un desayuno típico japonés, que puede ser éste: arroz al vapor, tofu, sopa de miso, y tortilla de cebolleta o pescado (a la plancha o crudo), y después un té verde. Este desayuno te aportará todas las proteínas e hidratos de carbono que necesitas para enfrentarte a una mañana atareada sin que te sientas nada pesado.

Tofu: alimento versátil

Primero aprovecho para recordarte que sólo quedan 4 días, hasta este jueves, día 14, para probar el menú de este mes. Por si no te acuerdas, tienes los detalles aquí:
Menú Amigos de Nagoya: 1ª quincena de abril

Brochetas de Tofu al Café

Brochetas de tofu al café...

Pero hoy quiero centrarme en el que quizás sea el alimento más versátil de la comida japonesa, y de la comida asiática en general. Me refiero al tofu, cuyos ingredientes son soya, agua y un solidificante o coagulante. La palabra tofu viene del chino, a través del japonés, y significa “cuajada de soja”.

Se prepara a partir de lo que se llama leche de soja, que primero se coagula y después se prensa para separar la parte líquida de la sólida. El proceso es muy similar a la preparación del queso a partir de la leche. El producto final también tiene una textura firme parecida a la del queso. Tiene un color blanco tirando a crema, un sabor delicado, y se suele presentar en forma de cubos blancos. Los clientes de Nagoya seguramente lo conocen más por su presencia en la sopa miso.

Yo conocí el tofu hace tiempo a través de mis primos vegetarianos. Los vegetarianos toman mucho tofu porque se puede preparar de muchísimas formas. Además, cuando se cocina con alguna especia, el tofu toma el sabor de la misma, lo que lo hace un ingrediente prefecto para las sopas y guisos. Pero sobre todo representa para los vegetarianos una gran fuente de proteínas que, lógicamente, no pueden tomar en forma de carne.

Creo que mi primer encuentro con el tofu fueron unas salchichas en casa de mis primos (¡tomadas con una ensalada de flores!), pero también he tomado filetes de tofu y hasta un “pato falso” de tofu con ellos en un restaurante chino. Por eso dije al principio que es un alimento muy versátil.

Si quieres aprender más sobre este alimento, te doy los enlaces de dos artículos que he visto últimamente. En el primero encontrarás una introducción al tofu, y luego tres formas de usarlo: en ensalada, como hamburguesa (a mis primos les encantaría) y en postre:
Los beneficios del tofu

Y el segundo (en inglés – pero bien ilustrado) es simplemente una receta para hacer tu propio tofu. Te sorprenderás de lo sencillo que es. Vimos al principio que los ingredientes son de lo más simple, y tampoco necesitas ningún equipamiento especial. Si quieres probar, aquí tienes el enlace:
How to make tofu

Si lo intentas, nos encantaría ver los resultados. O sencillamente déjanos tus pensamientos a continuación. ¡Qué aproveche!