Receta de Cocina Japonesa: Brochetas de Salmón con Salsa Teriyaki

Cuando vi esta receta, pensé que podía ser interesante para los amigos de Nagoya por dos razones: primero, porque el plato está muy bueno, y segundo porque demuestra lo fácil que es hacer tu propia salsa de teriyaki en casa. Sí, se puede comprar ya hecha, pero tomar un plato con salsa de teriyaki que has hecho tú misma ¡lo hace incluso más delicioso!

Restaurante Japonés Nagoya: Brochetas de Salmón con Salsa TeriyakiSalmón

Ingredientes

  • 800 g filetes de salmón sin piel y cortado en dados
  • 1 cucharada de aceite
  • servir con arroz al vapor

Salsa Teriyaki

  • 2 dientes de ajo
  • 6 rebanadas de jengibre
  • 150 ml sake
  • 150 ml mirin
  • 150 ml de salsa de soja oscura
  • 55 g azúcar morena

Instrucciones

Tiempo de enfriamiento:30 minutos
Tiempo de marinado: durante la noche
Necesitarás 16 pinchos de madera empapados

  1. Para hacer la salsa teriyaki, se combinan todos los ingredientes en una cacerola pequeña y a continuación se lleva a ebullicón a fuego medio. Cocinar durante 3 minutos o hasta que el azúcar se haya disuelto. Dejar enfriar completamente.
  2. Colar la salsa, descartando los sólidos. Pasar a un frasco esterilizado (véase la nota más abajo) y sellar. La salsa Teriyaki se mantendrá refrigerada hasta durante 1 año.
  3. Para preparar las brochetas de salmón, combinar la salsa teriyaki con los filetes de salmón. Deje marinar durante la noche, y escurrir, reservando la marinada.
  4. Enroscar el salmón sobre los 16 pinchos de madera y cubrirlos con la marinada con un cepillo. Calentar aceite en una sartén a fuego medio. Trabajando con grupos de pinchos, cocinar las brochetas, volteando con la marinada, durante 3 minutos o hasta que el salmón esté cocinad, pero todavía de color rosado en el centro. Esparcir encima semillas de sésamo blanco y negro tostadas y servir con arroz al vapor.

Nota
Es esencial esterilizar los frascos antes de llenarlos para evitar la formación de bacterias. Puedes volver a utilizar jarras de vidrio, siempre y cuando las tapas cierran bien. O comprar kilners (frascos con juntas de goma). Para esterilizar los frascos en el horno, precalentar el horno a 120 º C. Lavar los frascos y las tapas en agua jabonosa, enjuagar y secar. Colocar los frascos y las tapas no plásticas en una bandeja de horno y coloque en el horno durante 20 minutos. Retirar y llenar aún calientes. Para esterilizar los frascos en el lavavajillas, colocarlos en el lavavajillas en el ciclo más caliente. Secar con un paño de cocina limpio y llenar aún calientes.

Receta de Cocina Japonesa: Berenjena Japonesa Salteada con Jengibre y Miso

¿Estás buscando una nueva forma de servir la berenjena? Seguro que tus invitados se quedarán encantados con este plato japonés, que en realidad es berenjena y poco más. Pero presentada de forma muy distinta a cualquier plato de berenjena que se suele presentar en España. Eso sí, está más bien picante, así que es mejor avisar antes.

Hay sólo un pequeño problema – es aconsejable usar la berenjena japonesa. Estas berenjenas asiáticas son largas y estrechas, son mucho más delicadas en el interior y tiene la piel más tierna. Y sobre todo son más fáciles de trabajar que las berenjenas globo.

Restaurante Japonés Nagoya: Berenjenas Japonesas

Berenjenas Japonesas

Estas berenjenas japonesas, junto con todos los otros ingredientes, que son pocos, son bastante fáciles de conseguir, especialmente si tienes acceso a un mercado o supermercado asiático. Esta receta usa shiso, una hierba japonesa similar a la menta (ver mi artículo de la semana pasada), que a veces sí puede ser difícil de encontrar. Se puede usar menta fresca en su lugar. Y si no tienes chiles secos, puedes usar una pizca generosa de copos de chile rojo.

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Porciones: 4 a 6.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miso de calidad (mejor miso blanco si puede ser)
  • 1 1/2 cucharaditas de sake
  • 500 g berenjenas japonesas (4-5 berenjenas finas y largas)
  • 6 cucharadas aceite de girasol
  • 2 chiles rojos secos enteros, abiertos por la mitad
  • 1 cucharada jengibre fresco cortado en láminas
  • 1 cucharada de hojas de shiso u hojas de menta fresca finamente picadas

Preparación

  1. Remover el miso y el sake en un tazón pequeño y dejar en reposo.
  2. Cortar las berenjenas por la mitad a lo largo. Luego cortarlas en rodajas en diagonal, en sentido transversal, en rodajas de aprox. 1,25 cm.
  3. Calentar los chiles en el aceite en un wok o una sartén grande a fuego medio. Una vez que los chiles comiencen a chisporrotear, y se puede oler su aroma, añadir el jengibre y rodajas de berenjena, y remover para cubrir de aceite. Remover suavemente durante unos minutos hasta que los trozos de berenjena estén brillantes y suaves.
  4. Añadir la mezcla de miso-sake a las piezas de berenjena y remover suavemente para cubrirlas. Retirar del fuego. Agregar el shiso o menta picada y servir inmediatamente.

¡Y ahora tienes una nueva forma – japonesa – de preparar y servir berenjenas!