Tsukemono (3)

Hoy terminamos los artículos sobre los encurtidos japoneses, con datos sobre cuatro más.

Beni Shoga

Hay un fuerte espíritu en toda la cocina japonesa de reciclar ingredientes y crear la menor cantidad de residuos posible. Beni shoga, astillas de color rojo brillante de jengibre, es un ejemplo de reutilización de ingredientes. Se hace con umezu, la salmuera sobrante de hacer umeboshi. Aunque algunas variedades comerciales obtienen su color de la adición de colorantes artificiales, el beni shoga casero puede tomar su tonalidad fascinante simplemente con la inclusión el Umezu teñido de rojo.

Restaurante Japonés Nagoya: Beni Shoga

Ramen Tonkotsu con Beni Shoga

Cómo se hace: El jengibre se corta en juliana y se deja en salmuera de umezu entre unas pocas y varios días.
Cómo sabe: ácido con un sabor de jengibre concentrado.
Servir con: ramen tonkotsu, okonomiyaki, yakisoba.

Shibazuke

Especialidad de Kyoto, Shibazuke es una mezcla de pepinos y berenjenas picados que ha sido salada y dejada en salmuera con shiso rojo. Cuenta con una bonita tonalidad púrpura-magenta que hace que los trozos de verduras sean casi irreconocibles.

Cómo se hace: antiguas recetas hablan de encurtir Shibazuke hasta durante un año, pero en general se producen los encurtidos dejándolos en sal hasta que la mayoría del líquido se haya salido de la verdura y el color ha penetrado en todas partes, Lo que tarda alrededor de un mes.
Cómo sabe: Crujiente, fresco y ácido, con una fuerte nota de hierbas de shiso.
Servir con: arroz blanco, o con algunos otros tsukemono como limpiador de paladar entre bocado y bocado.

Kyurizuke

Pepinos japoneses firmes y largos, con menos y más pequeñas semillas que los pepinos occidentales, se utilizan para hacer muchos tipos diferentes de tsukemono. Estos incluyen pepinos encurtidos hechos con salvado de arroz o miso, así como asazuke, encurtidos rápidos ligeramente sazonados. Un tsukemono de pepino que es fácil encontrar en las tiendas de comestibles japoneses es aokyurizuke, marinado en salsa de soja.

Cómo se hace: los pepinos japoneses se encurten en una mezcla de salsa de soja, sal y azúcar durante una o dos semanas hasta que se han reducido considerablemente y están crujientes.
Cómo sabe: Sabroso y salado, con un sabor profundo de salsa de soja.
Servir con: Donburi (cuencos de arroz cubierto con carne), o en ochazuke (un plato hecho vertiendo té verde sobre arroz).

Fukujinzuke

Fukujinzuke se traduce literalmente como “encurtidos dios de la suerte”, que es una referencia a un mito japonés acerca de los siete dioses de la fortuna. En consecuencia algunas variedades contienen siete vegetales diferentes. Aunque las recetas individuales varían, la mayoría contienen loto, daikon, berenjena y pepino. Algunas versiones se tiñen de color rojo con shiso.

Cómo se hace: Las verduras picadas son marinados en una mezcla de salsa de soja y azúcar durante una noche o por más tiempo.
Cómo sabe: Dulce y similar al chutney.
Servir con: arroz al curry.

Osechi-Ryori

Hoy quiero volver sobre el tema del año nuevo en Japón y sus tradiciones. He encontrado más información sobre las tradiciones alimentarias – lo siento, otra vez es en inglés. Estuve buscando bastante tiempo en español, pero fue imposible.

Osechi-ryori

Osechi-ryori

Durante el mes de diciembre, en todas las casas pasan mucho tiempo preparando los alimentos que se van a tomar durante los tres primeros días del año, ya que del 1 al 3 de enero no se debe cocinar. Estos alimentos se llaman Osechi-Ryori, que se compone de muchos platos distintos, incluyendo:

  • Nishime – verduras hervidas.
  • Datemaki – producto procesado de carne de pescado blanco, gambas y huevos.
  • Kurinton – plato dulce de batatas y castañas.
  • Kouhaku Namasu – rodajas finas de zanahoria y rábano Daikon marinadas. Este plato es el mejor ejemplo de que todo lo que se come en esta época debe tener su simbología. En este caso, la combinación del rojo de las zanahorias y del blanco de los rábanos significa la felicidad.
  • Kouhaku Kamaboko – pasta asada de pescado rojo y blanco.
  • Kazunoko – huevas de arenque.
  • Kuromame – porotos de soja cocinados, que tienen un sabor dulce.

Puede haber varios platos más, y todos se guardan y se presentan en cajas, llamadas Jyu-Bako similares a las cajas de bento. La diferencia es que las cajas Jyu-Bako se suelen apilar.

Si quieres ver más sobre estas tradiciones, junto con una receta de Yakibuta (lomo de cerdo marinado con salsa especial) pincha aquí (ya os lo dije al principio, es en inglés – lo siento).

Si pruebas a hacer el plato, o si conoces otras tradiciones de año nuevo, déjanos un comentario a continuación. ¡Gracias!

Ventajas de enseñar a nuestros hijos a cocinar

¡Si quieres disfrutar de sushi, sashimi o teriyaki en casa sin tener que prepararlo, enseña a tus niños a cocinar! Esta mañana he leído un artículo en un periódico canadiense (¡ventajas de internet!) sobre cómo aprender a cocinar ayuda a nuestros niños a desarrollar destrezas que les servirán bien para el resto de su vida – y cómo puede ayudar a que prueben de todo.

Hilit Nurick es profesora de cocina que enseña a cocinar a niños en escuelas, centros comunitarios y casas privadas. Nos cuenta que las destrezas que los niños aprenden en la cocina son las que utilizarán en su vida más a menudo que cualquier otra. Enseñar a los niños a cocinar también puede cambiar la cultura familiar.

Por otro lado, cuando los niños empiezan a ver, tocar y trabajar con los distintos ingredientes, están más dispuestos a probar lo que han hecho. Y a medida que aprenden más y trabajan con otros ingredientes, están aun más dispuestos a probar cosas nuevas – incluso verduras.

Además aprenden que la comida en realidad proviene de la tierra (o del mar), no sólo del supermercado, donde se compra en cajas y latas. Los niños se maravillan, por ejemplo, de que es posible hacer su propia pasta.

El artículo cita a una familia con cinco hijos, de entre 7 y 16 años. Después de su curso de cocina, la madre siempre tiene a alguien para ayudarla en la cocina. Incluso, si está cansada, deja que los niños se encarguen de todo – y ya no hacen solamente huevos fritos y macarrones.

Así que si te apetece tener más tiempo libre y encima disfrutar de tu comida japonesa favorita preparada en tu propia casa – sin hacerlo tú misma – ¡ya sabes qué tienes que hacer!

Pincha aquí para ver el artículo orginal (en inglés).